Posteado por Estudio Gologo

Adiós Fiesta, adiós

22 de Octubre 2014

Hay marcas que se convierten en parte de tu vida y de tus recuerdos. Es el caso de Fiesta.

Con hondo penar nos despedimos de las chuches de nuestra infancia

Hay productos y marcas que dejan huella en nuestras vidas. Y este es el caso de los caramelos Fiesta, que tras casi 50 años endulzando la vida de los niños (y no tan niños), ha sucumbido a la crisis y ha tomado la decisión de echar el cierre a sus míticas fábricas.

Da pena pensar en decir adiós a las piruletas de corazón, los chupa-chups Kojak o los Fresquitos. Pero hoy en día, estas noticias cada vez sorprenden menos. Los modelos de negocio van cambiando y aunque, a ojos de los clientes parezcan marcas muy asentadas, los costes y los sistemas de producción se hacen insostenibles.

Sin embargo, a pesar de que Fiesta haya decidido poner fin a su negocio, nos quedará a todos el recuerdo de sus ricas piruletas, las ganas de llegar al chicle del Chupa-Chups y la sensación del pica-pica de los Fresquitos en la lengua.